Cuidado de sus Joyas

Probablemente usted ya sabe que las joyas son valiosas no solo por los metales y las piedras que las componen, sino también por el diseño que hace de estas unas piezas hermosas. Pero, también ¿sabe realmente cómo cuidarlas?
La manipulación, la limpieza y la conservación de estas son fundamentales para que mantengan el brillo que las caracteriza.  Las piezas que tienen gemas son las que deben tratarse con más cuidado. Hay gemas muy susceptibles a los cambios bruscos de temperatura o a la exposición prolongada a la luz, como por ejemplo la amatista, que puede variar su color en estas circunstancias. También es importante evitar golpes o caídas  porque estas piezas pueden rayarse o fracturarse.
También es importante evitar que las joyas tengan contacto con productos químicos, ya que estos pueden alterar la apariencia de las piezas.  Por eso, a la hora de arreglarse, lo último que usted debe ponerse es la joyería, de manera que la laca, el perfume y/o las cremas ya estén secos.
Para eliminar la suciedad, lo más recomendable es utilizar las franelas especiales para limpiar metales (a la venta en joyerías), ya que el líquido para pulir metales puede dañar las piedras.   Es aconsejable limpiar la joyería siempre después de usarla para evitar que el maquillaje o el sudor la opaquen o manchen.
A la hora de guardar las joyas, lo más adecuado es colocarlas por separado, ojalá en bolsitas de tela individuales.  Lo anterior porque, además de que se pueden rayar, existe la posibilidad de que se manchen al estar en contacto con metales que tienen un PH distinto.

banner-inf-2

 

Comments are closed